El Amor, el amor, el amor… Tan bello que es pero a la misma vez tan complicado, o seremos nosotros que lo complicamos? Jejeje.. Lo cierto es que sin amor la vida seria demasiado solitaria. El amor se divide de varias maneras, amor a los amigos, a la familia, pero en esta ocasión me quiero enfocar en el amor al cónyuge.

Dios nos creo con la necesidad de tener una pareja, alguien que este a nuestro lado, con la que podamos formar una amistad, luchar juntos en la vida, ser apoyo y todas esas cosas bellas que se pueden hacer por y con la pareja. Ese mismo sentimiento del que estoy hablando fue Dios mismo que se encargo de poner ese amor en nuestro corazón que nos hace sentir necesitados de dárselo a alguien. Pero la gran pregunta es: de los millones y millones de habitantes que existen en la tierra quien es la “persona ideal” para entregar ese amor?.. Yo creo que muchos se han hecho esa pregunta y si la analizamos bien creo que nos daríamos cuenta que encontrar la “persona ideal” solo puede ocurrir atraves de un milagro hecho por Dios.

Si nos ponemos analizar y regresamos al principio de este blog donde dice que Dios es el que se encargo de poner ese sentimiento y esa necesidad en el
ser humano lo mas logico seria dejar a Dios que nos escoja la “persona ideal” para dar todo lo que tenemos o no??.. Ayayay!! Creo que si esto lo hubiéramos entendido desde pequeños, nos hubiéramos ahorrado tantos dolores y desepciones. No hay nadie mejor que Dios que pueda escojernos a esa “persona ideal”. Lamentablemente nos desesperamos y empezamos buscar por nuestra cuenta, como que nosotros podemos hacer mejor trabajo que Dios. La Biblia dice lo siguiente:

“Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón”
Salmo 37:4

Que mas claro que esto queremos?? Esto significa que Dios sabe lo que queremos, el sabe lo que necesitamos pero nos cuesta tanto creer y esperar en el. Dios solo nos pide que nos deleitemos en el, eso significa que Dios quiere que vivamos en paz, confiando en el, sin preocupaciones porque el es el que tiene el control. Si aun estas buscando el amor, yo te animo a que te detengas y ya no sigas, mejor dale una oportunidad a Dios, ya veras que no te arrepentirás, el no se equivoca y aparte de eso nos ama y desea que seamos felices.

Te dejo con este pensamiento 🙂

Ambar Duran 🙂

Advertisements