El fallar y cometer errores es lo mas normal en las personas, no exite nadie en este mundo que no cometa errores. Es parte de la vida, parte de nuestro aprendizaje. Creo que todos estamos conciente de ello, sabemos que nosotros fallamos a los seres que amamos, familia, amigos, a la sociedad, trabajo, incluso nos fallamos a nosotros mismos. Ven algun problema hasta ahora? no verdad!! porque? porque todos estamos conciente de ello y lo aceptamos. Es lo mas normal. No esperamos perfeccion porque sabemos que nosotros mismos no somos perfectos. Aunque muchas veces somos un poco exigentes, no lo podemos negar, y queremos que las cosas se hagan a nuestra manera, y es normal hasta cierto punto.

Pero la pregunta es, que hacemos cuando cometemos errores? De que forma respondemos a la persona que hemos fallado?. Generalmente somos buenos en aceptarlos, decimos, “si, falle, no hize lo correcto, lo acepto”. Por el momento todo va muy bien. Es de valientes admitir que hemos fallado. Pero a la hora de que nos piden explicaciones que hacemos?  Ahi es donde empieza el problema, No es tanto el hecho de haber cometido el error sino que es la manera como reaccionamos ante ellos. Lo primero que hacemos es buscar culpables, siempre tratamos de buscar alguna excusa que justifique lo que hemos hecho, empezamos a señalar y muchas veces a inventar razones o situaciones que nos “impulsan” a hacer cosas que no debemos. Razones que muchas veces son producto de nuestra imaginacion y que estan lejos de pertenecer a la realidad.

Toda nuestra energia la enfocamos en justificarnos, y si, no voy a negar que muchas veces existen razones muy fuertes que nos pueden llevar a hacer muchas cosas que no debemos, pero al final es nuestra desicion que camino tomar por lo tanto debemos de ser responsables de nuestros actos. Somos muy malos en buscar soluciones, pero somos expertos en encontrar culpables. Desperdiciamos tiempo valioso culpando a todos, tiempo en el cual podemos dañar mas y emperorar lo que ya hicimos en ves de usar ese tiempo en encontrar una solucion.

Pero nunca es tarde para aprender y cambiar. Aceptemos nuestros errores, busquemos soluciones, construyamos de nuevo lo que hemos destruido, pero lo mas importante, aprender de ellos y no volverlo hacer. Tener esta actitud nos haria la vida mas facil, dañariamos menos a los que amamos y no tendriamos el riezgo de perder esas cosas valiosas que Dios nos ha dado. La vida nos da muchas oportunidades, cuando digo vida me refiero a amigos, familia trabajo etc. Tenemos que aprovechar cada oportunidad que se nos da para cambiar y construir lo que nuestros hechos han destruido.Buscando soluciones y no culpables. Nunca se sabe cuando sera nuestra ultima oportunidad, cambiemos ahora y no mañana, pueda que mañana sea demasiado tarde. Tenemos mucho que perder o mucho que ganar. Tu desides 🙂

Feliz semana.

Ambar 🙂

 

Advertisements