securedownload

Cuando  lei esta frase me encanto.. No se cual fue tu reacción pero la mía fue de empezar a categorizar a todas esas personas que no han sido honesta como “gente barata” gente sin valor y que no vale la pena el sentirme mal por personas como ellas. Pero a la misma vez me hizo reflexionar y me puso a pensar que valor tiene para mi la honestidad. Cuantas veces le he dado un valor bajo a la honestidad, cuantas veces he caído en esa categoría como “gente barata”.

Pueden haber muchos motivos por el cual no seamos honestos con alguien o con algo. Por ejemplo, en tu trabajo, tienes que seguirle el juego a cierta personita porque sino lo haces te pones en una posición de riesgo de perder tu trabajo. Otra puede ser que se trate de un amigo o familiar muy querido para ti y no puedes ser honesto ante una situación por no dañar los sentimientos de esa persona tan querida. Un tercer caso puede que se trate de algo que para ti no tiene importancia y sientes que el ser honesto o no, no beneficia o perjudica a nadie. Todos los casos anteriores se pueden escuchar que son casos aceptables para justificar a una persona el de no ser honesta. Pero si nos sentamos a pensar tranquilamente y analizamos cada uno de los casos anteriores, podemos ver que nosotros mismo le ponemos un valor bajo a nuestra honestidad, y somos honestos siempre y cuando al final nosotros saquemos beneficio de ello.

Por eso la honestidad es muy difícil encontrarla en nosotros, me incluyo porque reconozco que no he sido honesta todo el tiempo, y mas aun cuando me he visto en peligro ante cierta situación. Hablar sobre la honestidad es estos tiempos es muy dificil, se ha convertido en un objeto adaptable a lo que uno cree, por eso es necesario que nos volvamos a la biblia y cambiar nuestros pensamientos por lo que esta escrito en ella. Recordemos que donde hay luz no hay tinieblas y nosotros somos luz. La honestidad no tiene que ser neutra, tiene que ir de acuerdo a lo establecido por Dios.

En la biblia podemos encontrar muchos versículos de la honestidad ya que esta es una virtud que surge de la naturaleza del caracter de Dios. Nuestro deber como hijos de Dios es reflejar el caracter de Dios en nuestras vidas, el no nos dice cuando o donde ser honestos, el simplemente nos manda a  “ser honestos siempre” no importando la razón.

“Procurando hacer las cosas honradamente, no solo delante del Señor sino tambien delante de los hombres” II Corintios 8:21 

Si logras apreciar en el versículo anterior, nuestro deber de ser honestos primero es con Dios luego con los hombres, esto significa que en el momento que decidimos no ser honestos primero le estamos fallando a Dios y luego al hombre. Yo se que en ciertas ocasiones es difícil pero pongamos nuestra mirada en Dios y hagamos esta acción de ser siempre honestos para El y de El recibiremos nuestra recompensa, no lo dudes 🙂

Ambar ❤

 

Advertisements